Domingo dialogante

Estamos en la semana de Santo Domingo. Para nosotros es una semana especial, llena de fiesta y espiritualidad. Aun desde casa, lo celebraremos. Os invitamos a acercaros con nosotros a Santo Domingo:

Siendo ya sacerdote y en sus viajes por el Sur de Francia, vivió las disputas entre cátaros y cristianos. En su primera noche, dialogó con el hospedero descubriendo la importancia de la predicación. Usaría la palabra, el diálogo, la predicación del Evangelio para que nadie se alejara de la Iglesia, ni del amor del Señor. Va a ser predicador, aunque sea a costa de su vida. El ideal de las misiones y hasta el deseo de martirio le acompañó toda la vida.

Tomemos ejemplo y no perdamos el don de la palabra, dialogar es también escuchar.